Artículos de ergonomía para los puesto de trabajo
2 Mar

Soluciones ergonómicas para el puesto de trabajo

Desde hace casi un año todos nos hemos acostumbrado al teletrabajo. Aún nos esperan meses en esta situación. Pero ya sea en casa o en la oficina, existen diferentes áreas importantes que requieren un enfoque ergonómico. Para ofrecer soluciones ergonómicas para el puesto de trabajo, existen artículos pensados y diseñados específicamente para cumplir con esa labor.

Los puestos de trabajo en la oficina, en su gran mayoría, cuentan con elementos para mejorar la productividad laboral y proteger a los trabajadores de dolencias derivadas de las largas jornadas de trabajo intensivo. Pero la nueva modalidad de trabajo en casa, ha hecho que muchos trabajadores desarrollen su actividad en lugares poco adaptados e incómodos, generando un efecto perjudicial.

Soluciones ergonómicas para el puesto de trabajo

Todo el mundo está de acuerdo en que la postura que adoptamos en nuestro puesto de trabajo influye en nuestra salud diaria. Vigilar por tanto la postura es importante. Usar un respaldo lumbar y un reposapiés puede ayudar a adquirir una postura más saludable, evitando tensiones en la espalda.

También el trabajo prolongado con ordenadores, provoca una presión sobre las muñecas que hay que aliviar para evitar problemas crónicos. Mantener las muñecas apoyadas y en posición neutral alivia la presión y previenen lesiones. Reposamuñecas de teclado y ratón cumplen esa función e incluso existen con protección antibacteriana.

Reducir las molestias del cuello es muy importante para la productividad de los trabajadores. Mantener el ángulo de visión adecuado de la pantalla y los documentos ayuda a reducir las molestias derivadas del uso intensivo de ordenadores. Soportes para portátil, de monitor o atriles multiuso adaptan los medios para conseguir puestos de trabajo más cómodos.

Adaptar el trabajo a todas las circunstancias

Ya sea en casa o en la oficina, el bienestar en el puesto de trabajo es fundamental para alcanzar una alta productividad. Pero es necesario realizar alguna actividad que ayude a mejorar aún más la comodidad.

Se aconseja moverse más y hacer descansos: no permanecer sentado durante largos periodos de tiempo. Levantándose varias veces a la hora y haciendo movimientos simples cada poco tiempo. Estar de pie para trabajar puede ayudar a mantener el cuerpo en movimiento y estar activo. Un buen hábito es permanecer a intervalos: sentado y de pie.

Tener un entorno agradable, ventilado, a la temperatura correcta y con la iluminación adecuada, ayuda a aumentar la productividad y el trabajo en equipo. La rutina y los horarios puede mantenernos centrados y los objetivos enfocados, y no debemos olvidarnos de tener el espacio ordenado, para comunique serenidad y nos ayude al desarrollo ágil de nuestros cometidos.

Desconectar

Por último, de igual importancia que todos los consejos que hemos detallado, es recordar que debemos dormir bien y reservar tiempo suficiente para desconectar. Hacer ejercicio y pasar tiempo fuera de casa es muy recomendable para el bienestar físico y mental. Dedicar tiempo a nuestra familia y amigos. Desarrollar las relaciones sociales a todos los niveles, nos hace más empáticos y promueve nuestra imaginación e innovación.

Enlaces de interés:

Puede descargar: artículos ergonómicos para el puesto de trabajo

Información relacionada: evaluación del puesto de trabajo

Información detallada: estudio y resultados

, ,

Asenga ©2021 Todos los derechos reservados